San Isidro – la comunidad olvidada

San Isidro es una comunidad bastante joven en las afueras de la ciudad de Arequipa. La mayoría de sus habitantes emigraron hace aproximadamente 20 años desde el campo, esperando una mejor vida. Ya que Arequipa está creciendo increíblemente rápido y San Isidro es solo una de los cientos de nuevas comunidades, la municipalidad de Arequipa es incapaz de proveer servicios apropiados para ellos. Por muchos años, San Isidro no tenía siquiera acceso a servicios básicos como agua y electricidad.

La vida en San Isidro

La mayoría de las personas en San Isidro trabajan de 10 a 15 horas al día en la producción de ladrillos. Por este duro trabajo físico, ellos reciben un ingreso mínimo sin seguro ni beneficios sociales. Así, la mayoría de las familias vive en condiciones de pobreza extrema: los bajos estándares de higiene y la falta de instalaciones sanitarias causan contaminación del agua y problemas de salud.

Los niños de San Isidro

El trabajo infantil y violencia doméstica son parte del día a día de los niños de San Isidro. Es común verlos ayudando a sus padres con el arduo trabajo de la producción de ladrillos después de la escuela, en lugar de hacer sus tareas o jugar.  Además, muchos padres son incapaces de ayudar a sus hijos con sus tareas, debido a su propia baja educación y al alto nivel de analfabetismo.


Las madres de San Isidro